El nacimiento de Mariano

posted in: Orgasmic Birthing | 0

by Alejandra Lozano

El nacimiento de Mariano, el día que pari mi cuerpo.

Desde el momento en que supe que estaba embarazada todo mi pensamiento se fue a investigar el proceso, los cambios que sucederían, el desarrollo de mi bebé y el parto, lo que mas me intrigaba era el tema de la epidural, le tenia una especie de terror a esa intervención… no había a quien preguntarle mas que a mi mamá que decía que no era para tanto, seguí investigando hasta que encontré la opción del parto en agua en Monterrey, Nuevo León, México, lo que me llevo a encontrar cursos de preparación para el parto (me sirvieron muchísimo) y fue donde encontré a mi partera, en ese momento mi vida cambio totalmente, estaba decidida a tener un parto en casa (y a convertirme en partera), no había otra opción posible en mi cabeza, así tendría que ser, a costa de lo que fuera.

Mi pareja en ese momento siempre apoyo mis decisiones, juntos confrontamos a su papá que era Ginecólogo, a mi abuela, a mis padres y a todas las personas que nos creyeron locos, inclusive a mi amigo médico que dijo que mi utero podría voltearse… nos preguntaban como esterilizaríamos la casa (como si fuera necesario…). Aun y con todas las confrontaciones, opiniones y recomendaciones  diferentes la decision ya se había tomado y era definitiva, el parto seria en casa.

Mariano tenia fecha probable para nacer un 25 de Marzo… mi partera tenía 5 partos para ese mes… y cada vez que hablábamos o nos veíamos nos contaba cuantos iban… el mío fue el ultimo.

Mi papá cumple años el 22 de Marzo y mi hermano el 25, ambos esperaban que Mariano naciera uno de esos días, yo quería que tuviera uno diferente…

El día 22 estábamos comiendo pastel y festejando el cumpleaños de mi papá, pero yo ya no me acomodaba en la silla, me quede parada casi todo el festejo con el deseo de ya irme a casa, mi abuela se me quedo viendo con una cara de sospecha como insinuando que ya faltaba poco…

Regresamos a casa y le llamamos a la Partera para avisarle que sentía molestias en el vientre bajo que eran constantes, ella decidió venir a verme, me recomendó un poco de te de manzanilla, observar que mas sucedía, avisarle cualquier cambio y tratar de descansar.

Esa noche de jueves ya no pude dormir igual hasta que nació… ya no pude descansar, me despertaba, caminaba, las sensaciones en mi vientre se hacían cada vez mas frecuentes, intensas, Alan (su papá) fue a comprar flores, pusimos música, incienso con la idea de que sería mas rápido de lo que fue…

Mi Partera llego a instalarse en casa el viernes en la tarde, mis contracciones ya eran fuertes y me encontraba en un estado como de desesperación, mis parteras me daban recomendaciones de como relajar mi cuerpo pero yo simplemente no entendía de que me estaban hablando, relajarse?? Como!?!? Hacia giros con mi cadera, ninguna posición era cómoda, cuclillas, regadera, masajes, cuatro puntos, me sentía atrapada y sabia que la única salida era que naciera pero no había señales de que ya estuviera acercándose el final.

Decidieron llenar la tina, me meti y por fin pude sentir como disminuía el dolor, fue mágico entrar al agua, las contracciones fueron mas suaves, empece a vocalizar, wow el agua fue increíble, la mejor anestesia, las contracciones se espaciaron, todos se fueron a dormir un rato, yo no podía dormir profundamente, pero dormite entre contracciones y así amaneció…

Esa noche de jueves ya no pude dormir igual hasta que nació… ya no pude descansar, me despertaba, caminaba, las sensaciones en mi vientre se hacían cada vez mas frecuentes, intensas, Alan (su papá) fue a comprar flores, pusimos música, incienso con la idea de que sería mas rápido de lo que fue…

Mi Partera llego a instalarse en casa el viernes en la tarde, mis contracciones ya eran fuertes y me encontraba en un estado como de desesperación, mis parteras me daban recomendaciones de como relajar mi cuerpo pero yo simplemente no entendía de que me estaban hablando, relajarse?? Como!?!? Hacia giros con mi cadera, ninguna posición era cómoda, cuclillas, regadera, masajes, cuatro puntos, me sentía atrapada y sabia que la única salida era que naciera pero no había señales de que ya estuviera acercándose el final.

Decidieron llenar la tina, me meti y por fin pude sentir como disminuía el dolor, fue mágico entrar al agua, las contracciones fueron mas suaves, empece a vocalizar, wow el agua fue increíble, la mejor anestesia, las contracciones se espaciaron, todos se fueron a dormir un rato, yo no podía dormir profundamente, pero dormite entre contracciones y así amaneció…

A la mañana siguiente parecía que todo se había calmado y había que reactivar el proceso, me recomendaron salir de la tina, cosa que no quería definitivamente, aun así lo hice y en cuanto salí del agua el dolor de las contracciones se volvió más intenso, mi partera me sugirió ir a caminar, subir y bajar escalera, así que me puse ropa seca y salí de casa… para mi sorpresa cuando baje el coche de mi mamá estaba estacionado justo afuera de la casa y ahi estaba ella dormida, no nos había dicho nada y cuando nos vio solo nos saludo y nos dijo que ahi estaría sin molestar, supuse que estaba bien así, trate de caminar al parque que estaba en frente de la casa, iba caminando con Alan cuando de repente lo único que pude decir fue “y si nos vamos al hospital a una cesárea…” estaba cansada y harta, agradezco mucho el silencio después de mi comentario me ayudo a escuchar con claridad lo que había dicho y después de ese silencio no insistí, sabia que no era lo que quería, que podia seguir pero vaya que ya quería que terminara. Seguimos caminando y cuando llegue al parque me quise regresar rápidamente, se sentía muy intenso y estar afuera a la luz del día no era lo que necesitaba.

Mi partera decidió realizar una revisión interna para ver como iba la dilatación, cuando realizo el tacto (muy suave) me dijo que tenia 7 de dilatación, ya era mediodía del sábado,  me comento que iría a bañarse a casa de su mamá que estaba muy cerca lo cual para mi fue extraño pero le dije que estaba bien, me recomendó seguir caminando, cuando se fue me sentí sola y el tiempo me pareció eterno no se en realidad cuanto tiempo paso, ella dice que muy poquito, mientras llegaba las contracciones se pusieron muy intensas, me metí a la regadera porque sentía ganas de hacer popo y no podía, estuve pujando con esa sensación extraña de querer sacar algo pero sin poder hacerlo porque en realidad era una cabecita muy grande, de repente algo se rompió y salió un liquido medio cafe que se fue rápido porque la regadera estaba prendida, mi partera preguntaba de que color era y yo le deci pues como cafe pero no vi bien fue muy rápido, vi su cara con un poco de preocupación…

Sali de la regadera directo a la tina, ya estaba en esa fase de transición, me sentía como drogada, recuerdo que me recomendaron ponerme en 4 puntos, este bebé parecía muy grande, me puse en esa posición, recuerdo ver a Alan en frente de mi y decirle ya no puedo mas… después de eso empece a pujar, estábamos a 24 de Marzo y solo veía que era de noche, pregunte que hora era y estaban por dar las 12… no podía nacer el 25 tenia que ser ya y entonces empece a pujar con todas mis fuerzas era ahora! Salio su cabeza y la sensación que siguió fue como si algo muy suave, baboso y resbaladizo saliera de mi cuerpo, la recuerdo claramente, no sentí dolor en ese momento.

Mariano nació directo a los brazos de su padre el 24 de Marzo a las 11:47, el día perfecto, en el tiempo perfecto.

No se cuanto tiempo paso en lo que pude acomodarme para cargarlo, pero recuerdo con claridad todo el extasis que sentí, mi cuerpo estaba vibrando todo, y no podia dejar de reír y sonreír, lo había logrado yo lo había logrado!!! no podia creer que lo había hecho, me sentía invencible. Mariano estaba ahi afuera conmigo hermoso y sano, tranquilo, viéndome con sus enormes ojos grises y yo no podia dejar de reír, Alan estaba viéndonos afuera de la tina y le dije ven metete con nosotros, no dudo y entro a la tina, estuvimos ahi los tres, le contamos los dedos, vimos lo grande que era, nos reímos, nos besamos y disfrutamos…

Estaba saliendo de la tina cuando entro mi mamá a la casa, escucho llorar a Mariano y subió rápidamente, la escena que vio fue my impactante para ella, lo supongo por la cara que puso, estaba yo con el cordon colgado, la placenta aun no nacía, estaba escurriendo sangre por mis piernas jajajajajaja, así es el parto supongo… yo estaba feliz.

Mi placenta tardo una hora y media en nacer, acostada no estaba funcionando así que me levante y con la idea de enjuagarme en la regadera y aprovechar la fuerza de gravedad, puje un poco y por fin la gran placenta nació, que alivio!!! Que sensación mas deliciosa sacar tu placenta, es como el gran final!

Mi parto fue largo e intenso con un delicioso final, jamas lo cambiaría, si tuviera que volver a hacerlo lo haría, fue una experiencia extraordinaria que me ayudo a conectarme con mi cuerpo y su propia fuerza.

Mi cuerpo sabio hizo lo que tenia que hacer en el momento en que lo permiti.
Me agradezco por no desistir, por permitirme conocer mi poder, el mas salvaje y real que he conocido.

Thank you Ale for sharing your Birth Story! Ale recently shared her journey to midwifery with us as well...

“The love for midwifery started when I got pregnant and I met the midwives who would attend the birth of my son Mariano, who is 8 years old today. As soon as I met the first midwife I had ever seen in my entire life, I felt a deep admiration and inspiration inside me that led me to forget about my birth for a few moments and strongly desire to be a Midwife, I wanted it so much that I said it out loud without thinking, that was the beginning of everything…

I accompanied the first birth as a doula, I quickly realized that my place was not in hospitals. I love being a Doula and it’s a job that I deeply honor, yet my heart has always belonged to midwifery and home births. Then my Midwife became my teacher, and when my son was 2 years old she started teaching me.”

Ale Lozano

Alejandra Lozano, LCCE, Midwife

Orgasmic Birth Community Manager
Since the birth of her son Mariano, she became passionate about birth and began her preparation to become a professional and traditional midwife, with the intention that more women have the opportunity to live a respected, pleasurable, transcendental birth experience, with company, trust and love.

Combining ancestral knowledge from the ancient and traditional midwives of México and Latin America with the most up-to-date scientific evidence to find a balance in the needs of today’s women and to keep the traditional medicine alive.

Her personal interest is to offer quality midwifery services at low costs so every woman can have the same opportunities, always working as a team with other Midwives and health providers.

Read the Official Statement of Movimiento de Parteras de Chiapas Nich (Midwives Movement of Chiapas Nich Ixim) 

You can donate to the movement via paypal